No es que ahora, con el paso de los años, uno se vaya volviendo más y más «comodón»…pero en esta época y con éste calor, es impensable, y hasta peligroso, conducir sin un habitáculo refrigerado. Es por ello por lo que hoy os traemos una serie de pautas / consejos para que a la hora de poner en marcha el sistema de aire acondicionado o climatizador, no nos quedemos helados de ver que no «echa aire frío».

  • El mantenimiento.

Enciende el sistema de aire acondicionado al menos, una vez al mes. Con esto conseguirás evitar las grietas en los conductos flexibles y que se acumule moho.

  • Diagnóstico.

Si a la hora de ponerlo en marcha, ves que no enfría lo suficiente, y siempre teniendo en cuenta que mientras más calor haga más tiempo tarda en aclimatar el habitáculo, es que algo va mal. El sistema de aire acondicionado puede fallar por varios motivos: Compresor averiado, fuga de liquido refrigerante y falta de carga, radiador de aire con fuga o modulo de control averiado. Estas averías debería vértelas un profesional. Consulta a un taller.

  • Mal olor en el coche.

Si cuando pones en marcha el sistema, ves que hay mal olor, entonces es que han proliferado hongos y bacterias en los conductos. Deberías cambiar el filtro de habitáculo y pulverizar un fungicida para acabar con todo.

Por último, y para hacer un correcto uso del sistema, debéis tener en cuenta que mientras menos temperatura pongamos en el control, más gasto de combustible.